Noticias

Qué hace al Reloj Audemars Piguet Royal Oak una pieza tan codiciada

Para los expertos en relojes de lujo, sobran las presentaciones sobre el reloj Audemars Piguet Royal Oak. Uno de los modelos más codiciados de la marca suiza. Sin embargo, no todo el mundo conoce las bondades de esta pieza de alta relojería, sus características y composición. La razón por la que este modelo se ha ganado uno de los puestos más altos dentro y fuera de la marca. En este artículo puedes descubrir la historia y secretos del reloj Audemars Piguet Royal Oak. Aunque te advertimos de que al final querrás hacerte con uno de ellos a toda costa.

Breve historia de la marca Audemars Piguet

Para entender la importancia de una de sus mayores creaciones, es necesario comenzar por conocer la marca que le dio nombre. En 1875, Jules Louis Audemars y Edward Auguste Piguet fundaron en la localidad de Le Brassus del Vallée de Joux suizo una pequeña empresa que llevaría por nombre la combinación de los apellidos de ambos fundadores.

Desde el primer momento, fue una manufactura que llamó la atención en el mercado de los relojes. Por su forma artesanal y cuidada de dar vida a cada una de sus ideas, por sus creaciones repletas de complicaciones, por sus innovaciones, por mantener su tradición y también por el cuidado del medio ambiente.

Los relojes de la compañía Audemars Piguet son diferentes a cualquier otro. Y es que su diseño parte de una idea rompedora, donde la forma, la perspectiva y las dimensiones juegan hasta encontrar un equilibrio perfecto en cada pieza.

Con esas premisas llegaron al año 1972, cuando crearon el que en la actualidad sigue siendo su buque insignia: el reloj Audemars Piguet Royal Oak. Pero ¿qué hizo a esta pieza tan especial? A continuación, te damos las claves de su creación.

En qué se diferencia el reloj Audemars Piguet Royal Oak de otros modelos

En una época en que la mayoría de relojes de lujo se fabricaban con acabados de oro y en un tamaño más bien reducido, el Royal Oak de Audemars Piguet rompió todos los esquemas. Y es que este modelo está fabricado por completo en acero y tiene un tamaño superior a la media. Lo que significa que es mucho más llamativo que otros modelos.

Así, el Royal Oak se convirtió en el primer reloj de lujo de acero, captando la atención de todos aquellos que buscaban algo diferente y rompedor para su día a día, y también para las ocasiones más especiales. La tendencia marcada en la creación de este modelo llega hasta la actualidad, sentando las bases del acero y de la deportividad para relojes de lujo, algo que nunca se había imaginado hasta ese momento. Pero no solo su material era innovador, también su forma y estética. El diseño de este reloj cuenta con un bisel octogonal y tornillos hexagonales, y con un brazalete de acero integrado que finaliza un conjunto novedoso y muy atractivo.

Características del reloj Audemars Piguet Royal Oak

Las características que diferencian este modelo de cualquier otro están muy claras, empezando por su tamaño y por la composición en acero. En su origen, el diámetro de su esfera llegaba a los 39mm, considerada de tamaño jumbo en comparación con el resto de relojes del mercado. No obstante, en la actualidad pueden encontrarse con mayores dimensiones, lo que significa que se han adaptado a los nuevos tiempos.

Por otro lado, llama la atención un diseño sencillo en su esfera, limitada a una aguja para la hora y otra para los minutos. Los nuevos modelos no siempre cumplen esta premisa, pero en su origen no contaba con ningún otro elemento de distracción. El fondo de la esfera es además negro, lo que no impide comprobar la hora durante la noche. Y se enmarca en su distintivo bisel en forma de octógono.

Claves del movimiento de su maquinaria

Cabe destacar también en la creación del reloj Audemars Piguet Royal Oak el movimiento de su maquinaria. Se trata de un reloj de movimiento automático que utiliza un rotor central con función bidireccional, donde puede darse cuerda en ambas direcciones. Este rotor está considerado como el más pequeño del mundo, y puede acumular energía para un total de 60 horas. El mecanismo se completa con un peso oscilante de 22K de oro rosado que da cuerda al muelle principal de forma automática. Lo que mejora la precisión y la durabilidad del dispositivo.

Otras funciones y complicaciones

A pesar de que el modelo Royal Oak original era simple en cuanto a su uso, con el tiempo se fueron desarrollando otras variantes para quienes demandaban determinadas funciones. Por ejemplo, el Royal Oak Perpetual Calendar es el más recomendado para aquellos que disfrutan al conocer las fases de la luna, puesto que este modelo cuenta con un calendario que muestra la fecha, día, mes y el estado de l luna. Pero esta no es la única variante.

También se pueden encontrar otros modelos como el Royal Oak Chronograph o el Royal Oak Dual Time. En el primer caso, como su nombre indica, el reloj cuenta con una función de cronógrafo y es de mayor tamaño. El segundo, es un reloj que muestra dos zonas horarias, lo que facilita el control de horas cuando hay que contactar con otros países. Una perfecta adquisición para personas que se dediquen a los negocios internacionales.

Sin duda alguna, este reloj se ha ganado el estatus que tiene dentro de la marca, y también frente a sus principales competidores. Es un modelo que permite su uso tanto a diario como en ocasiones especiales, y que complementa perfectamente tanto un estilo deportivo como uno elegante.

Si quieres conocer a fondo el reloj Audemars Piguet Royal Oak, puedes venir a visitarnos y tener en tu mano algunos de los mejores relojes de lujo de nuestro catálogo. Conseguir un reloj perfecto para ti y a tu medida está a tu alcance, y por un precio mucho menor de lo que imaginas.

Fuente: www.pawnshop.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *